Qi Gong

Qi Gong es un método  de movimientos, respiración y concentración para cultivar la salud. La armonización de nuestra energía es la base teórica para la ejercitación de Qi Gong, como tratamiento y mantenimiento de la salud.

xxx

Durante la práctica del Qi Gong se establece una relación especial de nuestra consciencia con nuestro cuerpo. Qi Gong trata de una serie de movimientos muy variados, fluidos, armónicos y en su mayoría lentos que se acompañan con una respiración orientada y bajo la atención constante hacia uno mismo y ejercitando la fuerza de la imaginación.

En general dura una serie de Qi Gong aproximadamente  de 30 a 60 minutos. Para los que inician se recomienda poco tiempo.

La práctica constante de Qi Gong fortalece el sistema inmunológico, estimula la mente, regula funciones fisiológicas del cuerpo y favorece la concentración.

Los ejercicios de Qi Gong  se emplean para evitar, aliviar y sanar algunas enfermedades, como por ejemplo: del sistema digestivo, asma, tensión alta y tensíon baja, cardiopatías reumáticas, enfermedades coronarias, diabetes, reumatismo articular, dolores en el sistema muscoesquelético, dolores de cabeza, alteración en el sueño, enfermedades ginecológicas y en las fases iniciales de cancer.

El cuerpo humano guarda en sí mísmo su propia medicina.
Maravillosos medios de sanación  se encuentran en nuestro propio cuerpo.
Entrenar con perseverancia e incansablemente, no lo hará a uno inmortal, pero si algo parecido.
                                                                                                     (Liu Yafei, Qi Gong Nei Yang Gong)